• CALL CENTER
  •     
  • 800 600 250

  • +56 45 2403908

Ciclo del Agua

En el planeta el agua existe en tres estados sólido (hielo, nieve), líquido y gas (vapor de agua).

De esta forma nuestros océanos, ríos, nubes y lluvia están en constante cambio: el agua de la superficie se evapora, el agua de las nubes precipita, la lluvia se filtra por la tierra y así continúa el proceso en forma permanente, sin que la cantidad total de agua en el planeta cambie.

A esta circulación y conservación de agua en la Tierra se le llama ciclo hidrológico, o ciclo del agua.

El ciclo hidrológico comienza con la evaporación del agua desde la superficie del océano. A medida que se eleva, el aire humedecido se enfría y el vapor se transforma en agua: es la condensación. Las gotas se juntan y forman una nube. Luego, caen por su propio peso: es la precipitación. Si en la atmósfera hace mucho frío, el agua cae como nieve o granizo. Si es más cálida, caerán gotas de lluvia.

Una parte del agua que llega a la tierra será aprovechada por los seres vivos; otra escurrirá por el terreno hasta llegar a un río, un lago o el océano. A este fenómeno se le conoce como escorrentía. Otro poco del agua se filtrará a través del suelo, formando capas de agua subterránea. Este proceso es la percolación. Más tarde o más temprano, toda esta agua volverá nuevamente a la atmósfera, debido principalmente a la evaporación.

Al evaporarse, el agua deja atrás todos los elementos que la contaminan o la hacen no apta para beber (sales minerales, químicos, desechos). Por eso el ciclo del agua nos entrega un elemento puro. Pero hay otro proceso que también purifica el agua, y es parte del ciclo: la transpiración de las plantas.

Las raíces de las plantas absorben el agua, la cual se desplaza hacia arriba a través de los tallos o troncos, movilizando consigo a los elementos que necesita la planta para nutrirse. Al llegar a las hojas y flores, se evapora hacia el aire en forma de vapor de agua. Este fenómeno es la transpiración.

Nota: Para desplegar la información haga click sobre los títulos

  • Experimento sobre el Ciclo del Agua
    • Para entender como funciona el ciclo hidrológico, construiremos un terrario. Un terrario es una pequeña representación de cómo se comporta el agua en nuestro ambiente.

      Materiales:

      • Frasco de boca ancha, con tapa
      • Planta
      • Recipiente pequeño, con agua
      • Tierra
      • Pidrecillas
      • Arena
      1. Pon en el interior del frasco una capa de piedrecitas.
      2. Sobre ella, pon una capa de arena y, finalmente, una capa de tierra.
      3. Entierra cuidadosamenta las plantas en un lado del frasco.
      4. En el otro, pon el recipiente con agua.
      5. Finalmante, tapa el frasco y observa los resultados en los días siguientes.

      El sol calentará el agua hasta evaporarla. El vapor subirá y se condensará en la tapa y paredes del frasco y caerá en forma de gotas (esto representa la lluvia). El agua se filtrará dando a la planta el agua que necesita para sobrevivir, y el ciclo se repetirá una y otra vez.



A. Lynch # 998
Temuco, Chile.
Fono / Fax (45)2 319995